Escena juglaresca extraída del Código Manesse (Zurich, s. XIV).

Escena juglaresca extraída del Código Manesse (Zurich, s. XIV).

Trovadores y juglares fueron los protagonistas musicales de casi toda la Edad Media. Los primeros se dedicaron más que nada a la composición, aunque a veces interpretaban sus propias obras, como lo hacen los cantautores en la actualidad. Éstos músicos-poetas recibieron el nombre según su lugar de origen: trobador en el sur de Francia, o minnesänger en Alemania.  Escribían sus canciones en lenguas vernáculas y los temas fundamentales fueron el amor cortés y el espíritu caballeresco de los héroes de las cruzadas.

El término juglar hace referencia a cantores, pero también a saltimbanquis, lanzadores de cuchillos, equilibristas, domadores, etc. Eran meros intérpretes, artistas ambulantes cuyo arte solía incluir la declamación, el canto y la música instrumental.

Leave a Reply

Your email address will not be published.