Soldado mexicano

Soldado Dragón Mexicano en 1826

Los Intentos de Reconquista español en México son episodios de guerra en México que correspondieron a enfrentamientos entre la recién nacida nación mexicana y España comprendidos en dos periodos importantes principalmente como lo son los intentos de 1821 a1825, la defensa de las aguas territoriales y el Plan de expansión a Cuba entre 1826 y 1828 y la expedición de 1829 del Gral. Isidro Barradas en suelo mexicano, hechos que si bien, no significaron una reconquista del país, si hirieron la economía y erario y que con motivo de la ultima campaña española lograron la Consolidación de la Independencia Nacional en 1825.

La agitada política mexicana al momento de su independencia, pues la mayoría de las acciones políticas del Estado se concentraron en resolver pugnas políticas, problemas políticos y controlar las rebeliones que surgían en el país desvió la atención de la cercanía que tenia España desde Cuba deMéxico. Estos enfrentamientos corresponden en parte importante a la Historia de la Armada mexicana, pues en éstos tienen lugar las primeras participaciones de la misma, participando de una u otra manera en las tres, librándose la primera batalla naval por la Armada de México efectuada en 1825.

Los días de país independiente de México, comenzaron el día 27 de septiembre de 1821, día en que se consuma la Independencia de México, sin embargo esto no exentaba de los peligros recién adquiridos con ello y las amenazas de reconquista que seguían latentes. A lo largo del siglo XIX, existieron diversos amagos extranjeros que pusieron en peligro la seguridad nacional y expusieron las debilidades de poder naval con las que México contaba. Es entonces, que el primer ministro del despacho de guerra y marina, Antonio de Medina Miranda, temiendo algún acto de reconquista preparaba las primeras indicaciones y planes para tomar el Castillo de San Juan de Ulúa, que, después de la entrada del Ejército Trigarante era el ultimo bastión en poder del gobierno español.

El Gral. José María Dávila, quien era el gobernador de la corona española en Veracruz, se había comprometido con el Gral. Santa Anna a entregar el puerto en manos de los mexicanos, sin embargo, la noche anterior al día acordado, el 26 de octubre de 1821, se desplazo hacia el castillo de San Juan de Ulúa con 200 soldados de infantería, toda la artillería y municiones del puerto, así como mas de 90 mil pesos del gobierno español, hecho que al parecer no causo mucho eco al principio en la política mexicana, sin embargo, al poco tiempo la escasa fuerza con la que se había atrincherado el Gral. Dávila, se incremento a 2,000 soldados que España envió de Cuba, para desde ahí, buscar la reconquista de México. El gobierno mexicano opto por designar al Coronel Manuel Rincón como gobernador.

A mediados de  la década de 1820, el gobierno español no aceptaba la pérdida de sus colonias americanas a excepción de Cuba y Puerto Rico. Estaba convencida de que bastaría una intervención militar para que sus antiguos súbditos apoyaran el restablecimiento de la autoridad metropolitana, dada la situación de anarquía en que México estaba luego de su declaración de independencia en 1821.

Para iniciar la reconquista, envió en 1829 un contingente a México, que desembarcó en la ciudad de Tampico, Tamaulipas. Su jefe era el brigadier Isidro Barradas, un militar “que había demostrado con creces su ineptitud”, según el historiador Josep Fontana.

Los españoles se apoderaron rápidamente de la ciudad, per pronto advirtieron que el supuesto apoyo local que esperaba, brillaba por su ausencia. Víctimas del hambre y de la fiebre amarilla, los invasores no tardaron en ser derrotados por el general Santa Anna y tuvieron que rendirse.

La expedición, un estrepitoso fracaso, sólo sirvió para despertar un fuerte sentimiento anti español, que aún hoy perdura, en la joven República Mexicana.

Leave a Reply

Your email address will not be published.