Piratas del Caribe

Mitos y realidades de los piratas

Piratas del Caribe

La imagen popular de los piratas se basa en tópicos que en ocasiones tienen un fondo de verdad.

1. ¿Las tripulaciones eran un crisol de nacionalidades?

Los piratas que aterrorizaron con los barcos que surcaban el Caribe en el siglo XVIII procedían de diversos países, aunque la mayor parte eran angloparlantes. Otros eran originarios de las colonias americanas como Jamaica, Barbados y las Bahamas. También había escoceses, holandeses, franceses, españoles y portugueses. Una cantidad considerable fueron negros, pero no queda clara su situación exacta en las naves piratas. Se cree que los piratas no fueron inmunes a los juicios raciales de su época y que los negros fueron simples criados en la tripulación.

2. ¿Existían los tesoros ocultos en las islas?

Es una creencia generalizada que escondían los galeones robados en islas desiertas. Se dice que Henry Morgan ocultó tesoro en varias islas de las Bahamas y aún hay quien busca el legendario tesoro oculto del capitán Kidd. No hay duda que el gran Robert Louis Stevenson influyó considerablemente a ésto con su formidable novela “La isla del tesoro”, desde 1883 que fue publicada y llevada al cine en numerosas ocasiones.

3. ¿Abordaban grandes naves o naves modestas?

Las flotas compuestas por varios barcos piratas saquearon naves de gran envergadura, a las que a veces convertían en su buque insignia, como el Fortune, buque de guerra francés capturado por el pirata bartholomew Roberts en 1720 y convertido en el mítico Royal Fortune. Pero normalmente la mayoría de piratas asaltaban en pequeños barcos mercantes, pobremente armados y con una tripulación escasa, y gran parte del botín consistía en equipamiento del barco y artículos necesarios, no joyas ni doblones de oro como en el cine.

4. ¿Eran vulgares bandidos o idealistas libertarios?

La mayoría de piratas fueron marineros que se rebelaron contra la disciplina tiránica de sus capitanes. De ahí que al convertirse en piratas instauraran una especie de código de hermandad sagrada, distribuyendo las riquezas de un  modo más o menos equitativo. Hubo comunidades gobernadas por piratas como Libertia en Madagascar, la Cofradía de los Hermanos de la Costa en isla Tortuga, y en el siglo XVIII, la República de los Corsarios en Nassau. Sin embargo, su principal motivación era la obtención de un buen botín.

5. ¿Vestían con elegancia?

Los piratas vestían variaciones del atuendo tradicional marinero, con chaqueta azul corta sobre camisa de cuadros, pantalón largo de lona o bombacho, chaleco rojo y pañuelo, pero otros llevaban ropas más exóticas robadas a los pasajeros de los barcos que asaltaban: chalecos, cuellos y sombreros de seda y fieltro.

6 ¿Tuertos y mutilados?

Los patas de palo no fueron tan solo un mero artificio literario. Los piratas estaban expuestos a sufrir graves heridas debido a la dureza de su vida a bordo y a los ataques de otras naves. Lo más frecuente era la pérdida de ojos, brazos y piernas. En estos casos estaba previsto un sistema de compensación para los lisiados por heridas en combate.

Escribe tu email: